EDITORIAL             ENERO 2019

   

Roberto Pérez Olivares es Ingeniero Comercial, Asesor de Empresas y Gestor Financiero, es mentor de Startup a nivel nacional y ha logrado levantar financiamiento para interesantes empresas

Es además analista económico y gestor de importantes estudios económicos sectoriales, leche, carne, minería y tecnologías de la información.

Es además expositor y realiza labores de docencia en temáticas como Educación Financiera, Innovación Disruptiva, Transformación Digital, Capital de Riesgo y Elevator Pitch, cuenta con una interesante Red de Capital de Riesgo y Fondos de Inversión.

 

 

 

El Valor de emprender

Cuando tomamos la gran decisión del emprender y decididamente nos hacemos independientes, pasan miles de cosas por nuestra cabeza, ¿Qué pasará si lo invertido no rinde su fruto?, ¿Qué sucederá si no contamos con suficiente dinero para comprar nuevos insumos?, ¿Qué haremos en caso de que las ventas crezcan?.

La verdad, son un sinnúmero de cosas, pero es justamente en ese momento, en el cual te das cuenta que tu chip está cambiando, ya no te pones a pensar en que deberás entrar a las 08:30 a marcar tarjeta, hacer tu trabajo, almuerzo, hacer tu trabajo y a la casa, y así sucesivamente los 365 días del año, sino más bien te pones a pensar como sacudirte de tanta rutina, y que te llevan a preguntarte, como llegué aquí?

 

Por ende, y con toda está información, hay que reconocer algo ¡Pucha que hay que tener valentía para emprender¡.

 

Entre más avanzamos en nuestro quehacer de dar a conocer nuevos ejemplos de emprendedores, más nos vamos sorprendiendo de la tenacidad, del esfuerzo, de la dedicación y de ejemplos increíbles de superación, la verdad, no tenemos nada que envidiar a cunas del emprendimiento, nuestra gente en tan fuerte y quizás mejor que ellos mismos, y me pregunto, porque no existe el día del emprendedor Chileno?, dejo puesta la pregunta, aunque en Chile ya tenemos demasiados feriados (idea para la ASECH que siempre sacan ejemplos de nuestra Revista)

 

Pero, al final de todo este esfuerzo se hace uno la pregunta, vale la pena ser emprendedor?, la verdad es que si, ver la cara de alegría de un emprendedor contando su experiencia, ver el brillo en los ojos de cada uno, sus ilusiones, el impacto en sus familias, en su entorno,  en su equipo de trabajo, es de un valor importante, cada uno sabe lo que le ha costado, pero también, saber que estás logrando algo con tus propias manos, es realmente valorable.

 

Y si a eso le agregamos que estamos creando empleo y que además impactamos en otras familias que requieren trabajo, hay valor en ello?, POR SUPUESTO QUE SI.

 

Mis cordiales saludos.

Roberto Pérez Olivares

Director Revista Emprendedores del Sur